KNOC KNOC...


Esta tarde tuve la oportunidad de hacer el registro de la función de despedida de Knoc Knoc de Opa payasos en el Auditorio del Sodre. Más allá de lo bueno del espectáculo, de la alegría que trasmiten y del profesionalismo que despliegan, me quedo con su espíritu de equipo.

Tuve el privilegio de compartir momentos muy íntimos en un grupo y me siento afortunado de haber estado allí para sentirlo, más que para registrarlo. Fui un testigo de lujo de un ritual muy importante en donde se vuelca mucha energía positiva que impulsa a cada uno a dar lo mejor de sí en escena.

Lo que el espectador ve y disfruta es el reflejo de algo que comienza mucho tiempo atrás y que ahora, en un abrazo apretado amalgama el sentir de cada artista dispuesto a entregarlo todo por el espectáculo.

Que viva el arte.

Recent Posts